El transporte aéreo en Argentina fue declarado servicio público esencial