27 julio, 2019

Reporte semanal de coyuntura y perspectivas económicas
- Continúa la pérdida de empleo formal - Impacto del aumento de la canasta básica - Rally financiero en clima electoral.
Versión PDF

Claves

  • Retornaron las fuentes de volatilidad sobre la economía. La última semana volvió a mostrar los rasgos más evidentes de vulnerabilidad financiera.

  • La incipiente salida de capitales, a tono con el ciclo electoral que comienza, derivó en tensiones directas sobre el tipo de cambio. El dólar recuperó el sendero alcista y creció 3,5% en una semana.

  • Esto derivó en un efecto contagio negativo sobre el resto de parámetros de salubridad financiera: en escasas rondas se verificó un aumento del 3,6% en el riesgo país, además de una baja general en los principales bonos y acciones de empresas argentinas.

  • Paradójicamente, los número macroeconómicos del sector externo en esta semana, fueron bastante promisorios. El resultado positivo de cuenta corriente fue el mayor desde el año 2012 y se mitigó la fuga de capitales de inversores minoristas.

  • En materia comercial, en junio se verificó un nuevo superávit superior a los U$S 1.000 millones. Si bien se explica más por el desplome de las importaciones (-23,5%) que por una catarata de exportaciones (+1,9%), no es menos cierto que los precios internacionales no vienen ayudando.

  • Respecto a la actividad interna, los números de las últimas semanas son erráticos. El rebote en la actividad general, se explica mayormente por un desempeño superlativo del sector primario (+49,5%), y la estabilidad financiera de mayo, comparado con período muy malo en 2018.

  • Desglosando, se encuentran aún caídas significativas en el comercio interno (-11,4%) y en la actividad manufacturera (-6,5%).

  • El mal desempeño de estos dos sectores, hecha leña al fuego de la aguda situación laboral. Al mes de mayo, se registra una retracción promedio del 1,8%, equivalente a 217.000 puestos de trabajo formales.

  • Otro indicador que se conoció fue el referido a la canasta básica, el cual arrojó un aumento del 58,9% en términos anuales, lo que hace difícil pensar que los números de pobreza podrían mejorar en este 2019.

  • Se espera para las próximas semanas un recrudecimiento de las tensiones en el frente financiero. La cercanía con las elecciones primarias, potencia la aversión al riesgo de los grandes fondos de inversión sobre los activos locales.

Continúa la pérdida de empleos formales

A través del Ministerio de Producción y Trabajo, se conocieron los datos de empleo registrado del mes de mayo, arrojando una caída del 1,8% en términos interanuales, lo que implicó una pérdida de 217 mil puestos de trabajos registrados. El quiebre que se dio en la serie desde el comienzo de la crisis cambiaria del año pasado parece no encontrar fondo, debido a que los sectores que más traccionan el empleo en nuestro país, industria y comercio, vienen sufriendo fuertes recesiones en términos de actividad.

Evolución del empleo registrado.

(En miles)

Fuente: Elaboración propia en base a SIPA

Centrando el análisis en el empleo privado, el mismo sufrió una pérdida de 268.716 puestos de trabajos registrados con relación a mayo del año pasado, impulsado principalmente por las caídas en la industria manufacturera, comercio, transporte y actividades inmobiliarias, empleadoras estas del 59% del total, y que sufrieron una pérdida de 153 mil puestos de trabajo en el último año.

Variación interanual en la cantidad de empleos privados registrados por rama de actividad y participación en el total.

(Mayo 2019)

Fuente: Elaboración propia en base a SIPA

Estos números de empleo dejan en evidencia la aguda situación en términos laborales en la que se encuentra el país hoy en día, la cual parece quedar subordinada ante las necesidades electorales de contener el tipo de cambio y de las imposiciones del FMI en torno al tan ansiado déficit (primario) cero.

Canasta básica en aumento: el SMVM cada vez más desvalorizado

Esta semana, el INDEC dio a conocer los datos de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT) del mes de junio arrojando datos poco alentadores. La CBA, utilizada para el cálculo de indigencia, tuvo un aumento del 58,3% en términos interanuales, mientras que la CBT, utilizada para el cálculo de pobreza, lo hizo en un 58,9%.

Según estos datos, una persona adulta necesita $4.016 para no ser considerada indigente, y unos $10.080 para no estar por debajo de la línea de pobreza. Por su parte, un hogar compuesto por un hombre y una mujer de 30 años y tres hijos de 5, 3 y 1 año, necesita $13.052 para cubrir la CBA, y unos $32.761 para cubrir la CBT.

Canasta Básica Alimentaria y Canasta Básica Total

Fuente: Elaboración propia en base a INDEC

Nota: Hogar conformado por una mujer y un hombre de 30 años y tres hijos de 5, 3 y 1 año

Ante estos aumentos significativos en ambas canastas y la crítica situación en términos de empleo, es esperable que los números de pobreza e indigencia aumenten en el primer semestre del año, ubicándose alrededor del 35%.

En términos salariales, la convocatoria del Consejo del Salario para la actualización del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), urge ante una inflación acumulada del 22,4% en lo que va del año y el mencionado aumento de la canasta básica. Hoy en día el SMVM se encuentra en $12.500, por lo que un hogar como el antes mencionado, necesita 2,6 salarios mínimos para poder cubrir la Canasta Básica Total y no quedar por debajo de la línea de pobreza.

Hacia comienzos de 2017 eran necesarios 1,7 salarios mínimos, casi un SMVM menos que hoy en día, lo que refleja la pérdida de poder adquisitivo del mismo en los últimos años. Ante esto, el aumento que sería necesario para que un hogar con dos salarios mínimos no sea considerado pobre es del 31%, elevando el monto del mismo a $16.400.

Cantidad de SMVM necesarios para cubrir la CBT del hogar

Fuente: Elaboración propia en base a SIPA e INDEC

Nota: Hogar conformado por una mujer y un hombre de 30 años y tres hijos de 5, 3 y 1 año.

Esta pérdida que el salario mínimo viene experimentando, se vio reflejado en los últimos indicadores de desempleo referidos al primer trimestre del año. El aumento del mismo se debió principalmente al crecimiento de la Población Económicamente Activa (PEA), ante la necesidad de una mayor cantidad de gente de salir a buscar otro trabajo (en caso de ya tener uno) o la búsqueda de algún otro integrante de la familia que antes no tenía necesidad de trabajar.

La actualización del SMVM es una medida necesaria, ya que puede reactivar el deprimido consumo de los sectores de ingresos más bajos, principalmente para trabajadores precarizados que son los que lo tienen como referencia, pero no suficiente, debido a que el mismo no afecta a la mayor parte de la masa salarial. La situación laboral en general necesita medidas estructurales que rompan con el círculo vicioso en el que se encuentra hoy en día, en el cual el cierre de empresas genera menores puestos de trabajo y por lo tanto menor consumo, impactando así en la rentabilidad de empresas y comercios.

El rally financiero chocó con las elecciones.

Se esfumó la tranquilidad cambiaria construida trabajosamente en los últimos dos meses, después de la inestabilidad de la última semana. La proliferación de números erráticos en materia externa, maridó con el pánico inversor ante la publicación de encuestas con números ambiguos. En ese marco, Argentina empieza a transitar un proceso de significativa salida de capitales. En lo que va del año, ya se fugaron más de U$S 2.000 millones, solo en concepto de flujos de portafolio netos.

En este escenario, se verifican conjuntamente una serie de factores que empiezan a presionar sobre el tipo de cambio:

  • Se empieza a reducir la oferta de divisas del agro, producto de las expectativas de devaluación y la parte final de la cosecha gruesa.

  • Comienza a predominar el impulso de la demanda de dolarización de minoristas, dado que el vencimiento de los plazos fijos ya cae en fechas posteriores a las primarias nacionales.

  • Se refuerza la lectura, por parte del mercado, de que el Ejecutivo Nacional tiene una disposición plena a frenar al tipo de cambio, dada la alta correlación con sus posibilidades electorales.

Tipo de cambio en argentina

(en $/U$S, segmento mayorista)

Fuente: Elaboración propia en base a datos de BCRA.

El salto cambiario del 3,5%, se propagó al resto de las variables financieras, que mostraron caídas significativas. El desempeño de los principales activos locales de esta última semana, mostró resultados desalentadores. Los bonos locales mostraron una baja consistente, y la mayoría de acciones que cotizan en Estados Unidos se desempeñaron a la baja.

ADRs de empresas argentinas

(en % de variación, para cada período)

Fuente: Elaboración propia en base a datos de ByMA.

A pesar del salto de esta semana, el tipo de cambio aún se posiciona 4% por debajo del pico de fines de abril. Esta apreciación nominal, le da margen al Banco Central para no tener que sobrerreaccionar con la suba de tasa de interés. En ese sentido, esta semana la entidad monetaria rectora comunicó un nuevo cambio en el esquema de funcionamiento del programa 2019.

  • Se flexibiliza en 3 puntos el nivel de encajes, de modo tal de dar más liquidez al sistema y favorecer el pasaje de la tasa de referencia a la tasa de los plazos fijos.

  • Se pasa de un esquema mensual para el cómputo de la meta de crecimiento cero en la base monetaria a un objetivo bimestral.

Si bien esta última medida otorga un poco más de oxígeno a la meta autoimpuesta por el BCRA, no está exenta de costos. Es esperable que la trayectoria bajista de la tasa de referencia (Letras de Liquidez a 7 días) presente un comportamiento más rígido.

Tasa de interés proyectada (en % de TNA)

Fuente: Elaboración propia en base a datos de BCRA.

Nuestra hipótesis para el escenario base, mostraba una reducción más veloz de la tasa de interés hasta converger en los 50 puntos. Con este cambio en la función de reacción del BCRA ante las novedades en materia inflacionaria, nuestra proyección es que se ralentice la velocidad de baja de la tasa de interés, convergiendo a los 57 puntos recién sobre el final del año.